DiabetesLatam

Alimentación en la diabetes tipo 1: una de las claves del tratamiento

La alimentación en la diabetes tipo 1 es una de las bases del tratamiento de esta condición. Debe monitorearse a diario qué alimentos se consumen, cómo estos afectan los niveles de azúcar en la sangre y el control de esos niveles a través de la insulina.

Por esta razón, debe seguirse un plan de alimentación en la diabetes tipo 1. Éste debe ser diseñado por profesionales médicos y estar alineado con el régimen de insulina, la práctica de ejercicio físico y la edad de la persona, entre otros factores.

A continuación, te contaremos algunas de las principales cosas que debes saber sobre la alimentación en la diabetes tipo 1. También puedes inscribirte aquí para recibir información de nuestros programas y espacios de educación y apoyo en diabetes tipo 1.

¿Cómo debe ser la alimentación en la diabetes tipo 1?

Aunque suele pensarse que sí, las personas con diabetes tipo 1 no necesitan seguir una alimentación especial y restrictiva. Tampoco es necesario que consuman productos etiquetados como “comida para diabéticos” o “apta para diabéticos”. No existe algo que se denomina “comida de diabetes”. De hecho, estas etiquetas suelen responder más a fines comerciales que a lineamientos médicos.

Como todos los niños, adolescentes, jóvenes y adultos, las personas con diabetes necesitan llevar una alimentación sana y balanceada.  Así, la alimentación en esta condición a veces hereditaria, debe incluir carbohidratos, proteínas y grasas en las proporciones adecuadas. 

 

  • Carbohidratos

Los carbohidratos son la fuente principal de energía del cuerpo, a través de la glucosa que contienen. Hay tres tipos de carbohidratos: los almidones, la fibra y el azúcar.

 

  • Proteínas

Consumir alimentos que aportan proteínas ayuda al cuerpo a:

  • Construir y reparar tejidos
  • Producir enzimas y hormonas que son claves en las funciones vitales
  • Fortalecer los huesos, músculos, cartílagos, sangre y piel
  • Generar defensas
  • Cicatrizar
  • Grasas 

Las grasas son la segunda fuente de energía para el cuerpo, después de los carbohidratos. Le ayudan al cuerpo a:

  • Absorber ciertas vitaminas y nutrientes
  • Producir algunas hormonas
  • Apoyar el crecimiento de las células
  • Producir energía para el cuerpo

Comer saludablemente: clave en la alimentación en la diabetes tipo 1

En general, cualquier rutina de alimentación saludable, incluyendo la alimentación en la diabetes tipo 1, debe ser:

  • Completa
  • Equilibrada
  • Suficiente

Que sea completa significa que debe aportar los diferentes tipos nutrientes que necesita el cuerpo.

Por un lado, consumir carbohidratos, en lo posible no procesados. Por ejemplo, los presentes en el arroz, la avena, el maíz, la papa, las frutas y los vegetales en general.

Por otro lado, incluir grasas buenas para el cuerpo. Éstas se encuentran en el huevo, el aguacate, el aceite de oliva, la mantequilla y el pescado.

Por último, debe asegurarse un buen consumo de proteínas.  El pescado, el pollo, el queso, los huevos y la carne en general aportan proteína de origen animal. También hay fuentes vegetales de proteína, como las nueces, la avena, algunas semillas, la soya y los fríjoles.

Lay vitaminas y minerales, llamados micronutrientes, también son esenciales para el funcionamiento del cuerpo. Ejemplos de ellos son el calcio, el hierro, el potasio, la vitamina C y todas las demás vitaminas. Comer varias raciones de frutas y verduras al día ayudará a tener un buen aporte de casi todos estos micronutrientes.

Adicionalmente, es necesario asegurar una buena hidratación, consumiendo entre 1,5 y 2 litros de agua bien repartidos a lo largo del día.

Una alimentación saludable también ha de ser equilibrada. Los carbohidratos deben constituir entre el 55% y el 60% de la alimentación diaria, las grasas entre el 25% y el 30% y las proteínas entre el 12% y el 15%. Revisa con el médico si estas proporciones aplican para ti o para la persona con diabetes que cuidas. 

A continuación, encuentras una representación de una comida saludable y equilibrado:

diabetes mellitus tipo f

La insulina y la alimentación en la diabetes tipo 1

Los carbohidratos elevan los niveles de azúcar en la sangre (glucemia) una vez digeridos. Además, dependen de la acción de la insulina para ser transformados en energía para el cuerpo. 

Como en la diabetes tipo 1 el cuerpo no produce insulina de forma natural, y hay que administrarla artificialmente, el consumo de carbohidratos debe ser controlado, planificado y acompañado de dosis de insulina de acción rápida o en bolo. Esto permite evitar complicaciones como la hiperglucemia (subida de azúcar en la sangre).

En la siguiente gráfica puedes ver cómo actúa la insulina de acción rápida y sus momentos de administración, que se deben dar justo antes de cada comida:

que tipo de enfermedad es la diabetes

El conteo de carbohidratos y la alimentación en la diabetes tipo 1

Una de las tareas más importantes para lograr mantener los niveles de azúcar de una persona con diabetes tipo 1 dentro de los rangos ideales es el conteo de carbohidratos.

Los carbohidratos se cuentan por su peso en gramos. Cuando hay diabetes dependiente de insulina, contar unos pocos gramos menos o más de los que realmente se consumen puede marcar una gran diferencia en la glucemia. 

La meta es hacer coincidir la ingesta de carbohidratos con la dosis de insulina que se administra.

El conteo de carbohidratos te ayudará a:

  • Manejar y regular los niveles de azúcar en sangre
  • Equilibrar los alimentos que se consumen con las dosis de insulina que se administran
  • Controlar las raciones de alimentos para manejar el peso corporal
  • Tomar decisiones acertada sobre el tratamiento y la alimentación en la diabetes tipo 1 en cualquier entorno y situación

Te recomendamos siempre recibir asesoría de un nutricionista profesional, quien te ayudará a determinar un objetivo diario de consumo de carbohidratos y a diseñar un plan personalizado de alimentación.

La clave para una correcta alimentación en la diabetes tipo 1 es entonces aprender a identificar los alimentos que aportan carbohidratos, a contarlos bien y a consumirlos en las cantidades y momentos e indicados por el médico tratante. Seguir ese plan día a día, complementado con la administración de insulina y el monitoreo de la glucemia, permitirá evitar complicaciones agudas y cronicas de salud derivadas de la diabetes.

A veces te puedes preguntar que consecuencias conlleva vivir con diabetes tipo 1, pero la realidad es que puedes llevar una vida normal siempre que sigas las instrucciones de los profesionales y te eduques correctamente para manejarla correctamente en tu dia a dia. 

Referencias: 

1. Medline Plus (2020). Dietary fats explained. Recuperado de: https://medlineplus.gov/ency/patientinstructions/000104.htm

2. NHS (2020). The truth about carbs. Londres, Inglaterra. Recuperado de: https://www.nhs.uk/live-well/healthy-weight/why-we-need-to-eat-carbs/