DiabetesLatam

Insulina en la diabetes tipo 1

Lo que debes saber antes de usarla

La administración de insulina es una de las bases del tratamiento de la diabetes tipo 1. Son varios los tipos de insulina y muy amplia la información médica y técnica que rodea este tema. Si tienes diabetes tipo 1 o cuidas a alguien con esta condición, deberás aprender mucho al respecto. Por eso, a continuación te contamos algunas de las cosas más importantes que debes saber sobre la terapia de insulina. 


También puedes inscribirte aquí para recibir información de nuestros programas y espacios de educación y apoyo en diabetes tipo 1.

¿Qué es la insulina?

La insulina es una hormona que es naturalmente secretada por el páncreas cuando no hay diabetes tipo 1. Es esencial para mantener los niveles de azúcar en la sangre en rangos saludables y para que el cuerpo pueda aprovechar el azúcar de los alimentos como energía.

¿Cómo funciona la insulina?

Su función principal es regular los niveles de azúcar en la sangre, es decir, la glucemia. Tras comer, los carbohidratos de los alimentos se descomponen en glucosa, un azúcar que provee energía al cuerpo. La glucosa entra a la sangre y el páncreas, al detectar un incremento de esos niveles, produce y secreta insulina

 

Una vez en el torrente sanguíneo, esta hormona actúa como una llave que permite el ingreso de la glucosa a las células. De esta forma, las células obtienen de la glucosa la energía que necesitan para asegurar las funciones vitales del organismo.

Adicionalmente, la insulina ayuda a almacenar el exceso de glucosa para obtener energía. Luego de comer, y mientras los niveles de insulina son altos, el exceso de glucosa es almacenado en el hígado en forma de glucógeno. Entre las comidas y en períodos de ayuno, el hígado libera glucógeno en el torrente sanguíneo en forma de glucosa. Así, el cuerpo logra mantener los niveles de azúcar en la sangre dentro de rangos saludables.

¿Por qué aplicar insulina en la diabetes tipo 1?

En la diabetes tipo 1, el cuerpo no produce insulina de forma natural. Esto sucede porque el sistema inmunológico ha destruido por error las células del páncreas encargadas de esa producción. 

Por esta razón, es vital administrarla artificialmente y en línea con un plan estable de alimentación, ejercicio físico y controles médicos.

Tipos de insulina

La clasificación principal de la insulina se da por sus características de tiempos de acción, considerando:

 

  • Inicio: en cuánto tiempo empieza a actuar
  • Pico: cuánto tiempo demora en alcanzar su mayor efecto
  • Duración: en cuánto tiempo desaparece su efecto

 

Cuando se tiene diabetes tipo 1, es necesario administrar al menos dos tipos de insulina para asegurar los dos procesos que ésta cumpliría en condiciones naturales. Por un lado está la insulina en bolo, también conocida como insulina de acción rápida. Por otro, la insulina basal, también llamada insulina de acción prolongada o lenta. Existen otros tipos secundarios como la de acción intermedia, la ultrarrápida y la ultraprolongada.

Insulina en bolo o de acción rápida

Es de absorción rápida y procesa la glucosa proveniente de los alimentos. Los alimentos son digeridos a un ritmo más rápido de lo que la insulina inyectada tarda en tener efecto en el cuerpo. Esto puede ocasionar un aumento en los niveles de azúcar en la sangre mientras la insulina logra “ponerse al día” para manejar la repentina descarga de glucosa derivada de los alimentos. 

Se recomienda inyectar la insulina de acción rápida antes de comer, para que tenga una ventaja en tiempo sobre la glucosa que será absorbida de los alimentos.

Insulina basal o de acción lenta

La basal procesa la glucosa almacenada por el hígado y utilizada por el cuerpo para sus funciones regulares. Por lo general, se inyecta una o dos veces al día, a menudo antes de irse a dormir. 

Se absorbe lentamente y su efecto es estable la mayor parte del día, con un pico mínimo.

Si una persona con diabetes tipo 1 no está comiendo, haciendo ejercicio físico o bajo mucho estrés, y sus cantidades basales de insulina están establecidas correctamente, sus niveles de glucosa en la sangre probablemente permanecerán en un rango normal.

En conjunto, la insulina basal y la insulina en bolo funcionan para mantener los niveles de glucosa en la sangre dentro del rango ideal.  Sin ellas, los niveles aumentarían a niveles peligrosamente altos.

Insulina de acción intermedia

La insulina intermedia de acción intermedia se absorbe más lentamente que la de acción rápida y dura más. Se utiliza para controlar el azúcar en sangre durante la noche, en los períodos de ayuno y entre comidas. 

Sin embargo, las más usadas son las de acción rápida y la basal. El médico tratante y especializado en la diabetes tipo 1 es quien debe definir el plan de insulina a seguir para cada caso y persona, y quien debe hacer los ajustes principales en ese plan a medida que pase el tiempo.

Tiempos de acción de los tipos de insulina

En la siguiente tabla puedes apreciar los tiempos de acción y efecto de cada tipo de insulina, así como los nombres comerciales bajo los cuales normalmente las encontrarás:

Tiempos de accion segun el tipo de insulina

Fuente: University of California, San Francisco, 2021.

Perfiles de actividad segun el tipo de insulina suministrada

Fuente: University of California, San Francisco, 2021.

¿Cómo aplicar la insulina en la diabetes tipo 1?

La insulina se puede administrar de diferentes formas:

  • Con una jeringuilla
  • Con un dispositivo similar a un bolígrafo
  • Con una microinfusora o bomba de insulina, a través de una cánula (tubo) que se adhiere al cuerpo
  • Inhalada (sólo de acción rápida)

Consulta el paso a paso para inyectar la insulina con una jeringuilla, que es el método más común de administración.

¿Cuándo aplicar la insulina?

En las siguientes gráficas puedes ver los momentos del día indicados para la aplicación de cada tipo de insulina.

Fuente: University of California, San Francisco, 2021.

Fuente: University of California, San Francisco, 2021.

Como indicamos antes, tu médico tratante debe enseñarte y explicarte el proceso de aplicación de insulina, y quien debe puede recomendarte la combinación adecuada de insulina para tu caso o el de tu ser querido. 

Él determinará qué tipos de insulina necesitas, las dosis adecuadas y los momentos del día para aplicarla con base en tus niveles de glucosa, tu estilo de vida, tu edad, tu plan de alimentación y ejercicio físico, etc. Consulta siempre con tu equipo médico antes de hacer un ajuste en las dosis y sigue al pie de la letra sus indicaciones.

Recuerda que el monitoreo de los niveles de glucosa, el autocuidado y la adherencia al tratamiento prescrito por el equipo médico te permitirán a ti o a tu ser querido llevar una vida plena y tranquila con diabetes tipo 1.

Referencias:

 Mayo Clinic, 2019. Tratamiento para la diabetes: Uso de insulina para controlar el azúcar en la sangre. Recuperado de: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/diabetes/in-depth/diabetes-treatment/art-20044084

 University of California, San Francisco, 2021. Tipos de insulina. Recuperado de https://dtc.ucsf.edu/es/tipos-de-diabetes/diabetes-tipo-1/tratamiento-de-la-diabetes-tipo-1/medicamentos-y-terapias/terapia-con-insulina-para-la-diabetes-tipo-1/tipos-de-insulina/